San Manuel González, "eucaristizador" de Huelva

Dar a conocer la figura y la obra del nuevo santo, haciendo memoria de su paso por Huelva como evangelizador-"eucaristizador" de la comunidad cristiana, haciendo de su legado pastoral fermento para el presente y el futuro de nuestra Iglesia.

viernes, 20 de mayo de 2016

COMISIÓN PARA PREPARAR LA CANONIZACIÓN EN HUELVA


Huelva se prepara para la canonización de Manuel González

                          Image and video hosting by TinyPic

La comisión diocesana para la Canonización del Beato Manuel González comienza la cuenta atrás para los actos preparativos de este acontecimiento de la Iglesia Universal que tiene un eco especial en nuestra tierra.
Ver completo en sidh, pulsando aquí


Una imagen del Beato Manuel González, de autor desconocido, se expone en el Monasterio de Santa Clara, de Moguer.

La escultura, en barro cocido, obra de autor desconocido de principios del siglo actual, -procedente de una colección particular de San Juan del Puerto-, quiere también ser un homenaje a tantas personas que, desde la humildad, la paciencia y la caridad han contribuido a enseñar al que no sabe. Con este sentido estará en la Exposición MISERICORDES SICUT PATER en dicho monasterio hasta el 16 de octubre de 2016, con ocasión del Jubileo de la Misericordia.

 Escultura en barro cocido (37cm)
Autor deconocido, S. XXI
Colección particular
San Juan del Puerto

En la Cocina del Monasterio está la segunda sala de la 
exposición, donde se desarrollan las obras de misericordia espirituales, que "tocan más directamente nuestra condición de pecadores: aconsejar, enseñar, perdonar, amonestar, rezar?".

ENSEÑAR AL QUE NO SABE

El beato Manuel González García (1877-1940), arcipreste de Huelva, obispo de Málaga y de Palencia, desarrolló una gran labor como catequista, y como propagandista católico. Su obra en Huelva perdura en el tiempo. Su vocación específica, como sacerdote y obispo, se concretó en una gran devoción eucarística, que le llevó a fundar la Obra de los Sagrarios-Calvarios, centrada en una espiritualidad de reparación del Corazón Eucarístico de Jesús y acompañarlo en el abandono de los sagrarios. De su profunda espiritualidad eucarística brotaba su acción social en favor de los hermanos más desfavorecidos, entre ellos los niños. Fundó en Huelva, junto con Manuel Siurot, las Escuelas del Sagrado Corazón. En la práctica de las obras de misericordia, destacó en la de enseñar al que no sabe, ya sea con sus múltiples obras educativas (infancia, obreros y costureras adultos, etc.), o con su pluma, en la ingente cantidad de libros y publicaciones.
Enseñar, educar, es contribuir al crecimiento de una persona. La Iglesia, a lo largo de los siglos, ha intentado responder con solicitud a hacer realidad esta obra de misericordia, a través de la fundación de las universidades, colegios y centros donde se formen las personas para serlo más plenamente.
La escultura en barro cocido del beato Manuel González García [14], obra de autor desconocido de principios del siglo actual, -proce­ dente de una colección particular de San Juan del Puerto-, quiere también ser un homenaje a tantas personas que, desde la humildad, la paciencia y la caridad, han contribuido a enseñar al que no sabe.

(Del Catálogo de la Exposición, pag 25) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario