San Manuel González, "eucaristizador" de Huelva

Dar a conocer la figura y la obra del nuevo santo, haciendo memoria de su paso por Huelva como evangelizador-"eucaristizador" de la comunidad cristiana, haciendo de su legado pastoral fermento para el presente y el futuro de nuestra Iglesia.

miércoles, 31 de enero de 2018

SAN MANUEL GONZÁLEZ. .FEBRERO

EL MES DE FEBRERO EN LA CRONOLOGÍA DE SAN MANUEL GONZÁLEZ.


“Un Sacerdote no es ni más ni menos que
 un hombre elegido y consagrado por Dios
        para pelear contra el abandono del Sagrario”
Palomares del Río, febrero de 1902.


NACIMIENTO DEL SANTO. El 25 de febrero, domingo, del año 1877, a las cinco de la mañana nació en la calle del Vidrio,    número 22, el tercero de los cuatro hijos habidos del matrimonio de D. Martín González Lara y de Dª Antonia García Pérez. Ambos naturales y casados en Antequera desde donde se trasladaron a Sevilla unos dos años antes del nacimiento de Manuel.

El 28 de febrero, tres días después del nacimiento, recibió el bautismo en la parroquia de San Bartolomé apóstol, la de su domicilio en Sevilla, imponiéndosele los nombres de Manuel Jesús de la Purísima Concepción, Antonio Félix de la Santísima Trinidad.

En febrero de 1902 tuvo lugar en Palomares del Río, durante la misión que predicó allí, la experiencia del abandono de los sagrarios que marcó toda su vida apostólica: “Fuime derecho al sagrario de la restaurada iglesia en busca de alas a mis caídos entusiasmos...y ¡qué Sagrario!” “...de mí sé deciros que aquella tarde, en aquel rato de Sagrario, yo entreví para mi sacerdocio una ocupación en la que antes no había soñado.


El día 8 de febrero de 1902 fue nombrado capellán de las las Hermanitas de los Pobres y el día 11 del mismo mes comenzó a decir la misa en la capilla del Asilo de las Hermanitas.  
Más tarde, en 1939, afirmó: “Yo daría con gusto mi anillo pastoral y mi cruz pectoral por ser nuevamente el capellán de las Hermanitas. Los tres mejores años de mi vida han sido los que pasé en vuestra casa de Sevilla”.

En febrero de 1918, a los dos años de su llegada a Málaga, escribió la carta pastoral “De cómo se han de renovar nuestros pueblos por la acción eucarística”, que es también la carta fundacional de la “Obra de los Misioneros Eucarísticos Diocesanos”, a la que asignó este fin: “Remediar los tres abandonos más perjudiciales de un pueblo: el de Jesucristo Sacramentado, el del cura y el de las almas, mediante la formación y el sostenimiento de núcleos de almas sólidamente piadosas que desagravien y acompañen al Primero, auxilien al segundo y aproximen al Uno y al otro a las terceras”.


El 11 de febrero de 1926 los Reyes de España Don Alfonso XIII y Doña Victoria Eugenia, visitaron las obras del Seminario de Málaga que estaban a punto de finalizar. Acompañaron a los abuelos paternos del Rey D. Juan Carlos los abuelos maternos el Infante D. Carlos y su esposa Dª Luisa.  Aquel día presentó a los visitantes,con las dependencias de la casa, la historia de la obra, los gráficos y signos pedagógicos con que la decoración hacía hablar a todo el edificio, y las finalidades espirituales y pastorales, entre las que se contaba los planes de orientación social.
===============================
La experiencia de Palomares del Río contada por él mismo.
Para ver completo el relato de estos acontecimientos, pulsar aquí



Bendición de la imagen de San Manuel González en su parroquia de San Pedro, de Huelva, por el Obispo de la Diócesis, el día de la fiesta del nuevo Santo, 4 de enero de 2017. (Autor de la imagen, escultor  Martín Lagares. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario