San Manuel González, "eucaristizador" de Huelva

Dar a conocer la figura y la obra del nuevo santo, haciendo memoria de su paso por Huelva como evangelizador-"eucaristizador" de la comunidad cristiana, haciendo de su legado pastoral fermento para el presente y el futuro de nuestra Iglesia.

lunes, 20 de junio de 2016

FUNDADOR DE LA UNIÓN EUCARÍSTICA REPARADORA, en Huelva, el 4 de marzo de 1910.

El Papa canonizará al beato Manuel González García el 16 de octubre

El papa Francisco, ha presidido esta mañana el consistorio ordinario público para la canonización de cinco beatos. Así, se ha determinado que sean canonizados el domingo 16 de octubre. Entre ellos está el Beato Manuel González García, obispo de Palencia, fundador de la Unión Eucarística Reparadora y de la Congregación de las Hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret
Fue párroco de San Pedro y arcipreste de Huelva desde 1905 a 1916, año en que recibió, en la catedral de Sevilla, de donde era natural, la consagración como obispo auxiliar de Málaga.


Carta del Obispo de Huelva con este motivo

"Manuel González, el santo de los sagrarios abandonados y de los pobres."



Pulsar aquí 



=================================
El día 1 de marzo de 1905, el Beato Manuel González fue nombrado Cura de la Parroquia Mayor de San Pedro de Huelva, por el Arzobispo de Sevilla, Beato Cardenal Marcelo Spínola.
El día 9 tomó posesión.
El Beato Manuel será canonizado el 16 de octubre de 2016, centenario de su consagración episcopal y salida de Huelva como obispo auxiliar de Málaga

"Les mando a ustedes una alhajita"

La vida y el ministerio sacerdotal de Don Manuel González García se desarrollan en Huelva durante la etapa de la Monarquía de Alfonso XIII que comprende desde el comienzo de su reinado en 1902 hasta la instauración de la Dictadura del general Primo de Rivera, en septiembre de 1923.
La mayor parte del tiempo que estuvo en Huelva discurrió durante el  pontificado San Pio X (1903-1914). Eran años de la renovación emprendida en la Iglesia por el santo Pontífice: en la liturgia, renovación del misal y el breviario, importancia de la celebración del domingo, reforma de la música litúrgica; impulso a la comunión frecuente y al adelanto de la edad de la primera comunión del los niños. En el aspecto catequético, publicación de la Encíclica “Acervo nimis” (15 de abril 1905), animación del apostolado seglar con la publicación de la Encíclica (Il fermo propósito (11 junio 1905).
En aquellos años, la ciudad de Huelva tenía alrededor de 30.000 habitantes.  Hoy la población de la capital de la provincia ronda los 150.000 habitantes
La situación socioeconómica era entonces de subdesarrollo, por lo que, según atestigua el pedagogo Manuel Siurot, el “otro yo" de D. Manuel González, «los pobres eran casi todos».
Como consecuencia, la escuela era considerada en las familias como un lujo innecesario. «Había, escribe D. Manuel González, en el mismo barrio donde se han hecho nuestras escuelas, unas protestantes de niños y niñas (más de doscientos) y otras laicas de niños, con buen número...se contaba con la enorme cantidad de cuatro escuelas municipales; para una población de ¡treinta mil almas!».
La vida religiosa de la ciudad constituía una gran preocupación para el arzobispo de Sevilla, de quien entonces dependía la comunidad cristiana de la provincia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario